El llamado “exceso de colesterol” o colesterolemia se ha convertido en una verdadera plaga en España y todo el mundo occidental e industrial. Rara es la persona que al llegar a los 50 años no tiene más de “200” medida tope a partir de la cual los protocolos sanitarios obligan al médico a recetar inmediatamente “estatinas” principio activo que se presenta en las farmacias con diferentes nombres comerciales, y que puede ocasionar un sin fin de efectos secundarios nocivos. Realmente si se lee el prospecto que viene con las pastillas, muchas personas no se las tomarían.

Es tal la epidemia que este medicamento se ha convertido en uno de los más vendidos. Pero…¿por qué se recetan estas peligrosas pastillas para bajar el denostado colesterol?

Hace años, se realizó un simposium médico internacional donde se recomendaron los niveles a partir de los cuales, el colesterol podía empezar a ser peligroso para la salud.

En aquel momento se estimó que este nivel era de 300 mg/dl ( 300 miligramos por decilitro de sangre) y a partir de ahí, era peligroso. Pero casi nadie llegaba a ese nivel y la industria farmacéutica no vendía estatinas.

Entonces se volvió a convocar una nueva reunión de “sabios” para estimar de nuevo el nivel saludable de colesterol… y curiosamente se bajó de golpe a 200 mg/dl. ¡Eureka! a partir de ese momento, millones de personas sobrepasaron esa medida en todo el mundo y se empezaron a vender estatinas como si fueran pan calentito y barato.

Se magnificaron los daños del colesterol y poco menos que se convirtió en el asesino más buscado del planeta. También la industria alimentaria se ha beneficiado de esta nueva medida lanzando al mercado productos que anuncia bajadas de colesterol consumiéndolos a diario, ¡una bicoca! Es tal la psicosis desatada que la gente habla en la calle del colesterol como si fuera parte de la familia y se comparan sus niveles como si se tratara de un campeonato de salto de altura.

Sin embargo, los últimos estudios realizados por eminentes cardiólogos, después de años de experiencia con sus pacientes, revelan que el nivel de colesterol total no es tan malo hasta los 300 mg/dl, si no van aparejados otros factores agravantes como el tabaco, la obesidad y la diabetes. Al contrario, nuestro sistema nervioso necesita colesterol para su buen funcionamiento, nuestras neuronas cerebrales son puro colesterol y lo usan para renovarse, incluso se ha asociado el bajo nivel de colesterol con el Alzheimer.

También se ha demostrado que las principales causas del aumento insano del colesterol total, aparte de causas fundamentalmente genéticas, son la mala alimentación y la falta de ejercicio. Mucha gente cree que evitando las grasas saturadas baja su colesterol, pero mantienen el consumo de dulces, pastas, bollería y pan hecho con harinas refinadas, en definitiva, alimentos de alto índice glucémico como las patatas, el arroz descascarillado (el que tomamos normalmente) el azúcar blanco y los refrescos enlatados o embotellados. Un gran error, pues se ha constatado que un consumo excesivo de estos alimentos provoca diabetes y colesterol alto, aunque no se consuman muchas grasas saturadas.

En definitiva, si tienes el colesterol total alto (más de 200) no te inquietes si no llegas a 300. Procura consumir más frutas y verduras, menos refrescos (si es posible ninguno) endulza con estevia, come pan integral, arroz integral, pocas patatas, deja de fumar o fuma mucho menos, bebe poco, una copa de vino al día como mucho, y haz ejercicio, al menos andar media hora diaria a paso ligero. Y no nos olvidemos de las legumbres, los frutos secos sin sal y de comer menos fritos y más alimentos al horno, vapor o plancha.

Con todo ello lograrás rebajar tu colesterol y mantenerlo por debajo de los 300, y no te apures si te mantienes en algo más de 200, siempre que no tengas obesidad, pero con esta dieta será imposible que engordes, te mantendrás bien. Un último consejo, baja el consumo de sal poco a poco y no lo notarás, pero estarás más sano, y cuando la uses, que sea sal marina no refinada, es mucho mejor.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s