¿QUIERES VIVIR UNA LARGA VIDA EN BUEN ESTADO DE SALUD? HAN ENCONTRADO LA FORMA DE CONSEGUIRLO.

¿QUIERES VIVIR UNA LARGA VIDA EN BUEN ESTADO DE SALUD? HAN ENCONTRADO LA FORMA DE CONSEGUIRLO.

Existen varias zonas del mundo donde la gente vive más años y con mejor salud. Es normal llegar a los 100 años sin achaque graves, con buena movilidad, vista, oído y mente. Uno de esos lugares es el pueblo italiano de Pioppi, donde se ha llevado a cabo un concienzudo estudio para saber por qué en ese pueblo, las personas viven muchos más años que en el resto de Italia y de Europa, y además, en muy buenas condiciones.

Parece que las conclusiones a las que han llegado los científicos, es que la gente de Pioppi come una dieta mediterránea perfecta basada en verduras, legumbres, frutas, pescado más que carne, poca pasta y harinas refinadas, pocos fritos y muy pocos dulces. Y por supuesto, nada de comida procesada industrialmente, incluso los embutidos se los hacen ellos.

Además, tiene una buena vida social y se mantienen activos hasta la muerte, es decir, hacen ejercicio, beben poco alcohol, más bien algo de vino que producen sus campos y en cuanto a grasas, consumen el aceite de oliva virgen extra.

Tampoco fuman demasiado. Los resultados de esta dieta es que no existen personas obesas, ni diabéticas, ni con alzheimer, ni con cardiopatías; 90 años es una edad muy corriente entre ellos conservando buena salud.

Parece que la clave de todo es el AZÚCAR, que ellos apenas toman en el café y alguna fiesta excepcional. Gary Taubes, científico y periodista, uno de los mayores divulgadores de ciencia del mundo, ha escrito un libro titulado “El caso del azúcar otra vez” donde analiza que las enfermedades más corrientes en los países modernos industriales: la diabetes, las cardiovasculares y el cáncer, se producen con mayor frecuencia en donde se consumen más cantidades de azúcar. Es decir que existe una correlación positiva, a mayor consumo per cápita de azúcar, mayor incidencia de colesterol elevado, diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y cáncer de algunos tipos.

Incluso se ha comprobado que cuando habitantes de una región donde seguían una dieta mediterránea o similar, pasaban a residir en otro país y cambiaban a una frecuencia excesiva de comida procesada o comida basura (hamburguesas, patatas fritas, perritos calientes, pizzas, bebidas refrescantes dulces, postres dulces, helados, empezaban a desarrollar las mismas enfermedades que el resto de la gente de ese lugar.

Gary Taubes ha denunciado que el problema no es el azúcar que se toma con el café o la leche, sino el azúcar que tomamos sin saberlo, y que está añadido a muchísimos productos, sobre todo en especial a la comida procesada que se vende en los supermercados, a los refrescos y helados. Si miramos atentamente los componentes de cada envase, veremos que casi siempre añaden azúcar, aunque la comida sea salada, ¿por qué? pues porque el azúcar es un magnífico conservante y es muy barato, y es natural. Entonces ponen en los envases en grande SIN CONSERVANTES ARTIFICIALES, y los compramos tranquilos, cuando en realidad estamos ingiriendo cantidades de azúcar que se van acumulando en nuestro organismo a lo largo del día, causando lo que denomina SÍNDROME METABÓLICO.

Rosalyn Yalou, premio Nobel de 1977, y Solomon Berson  han concluido tras un estudio, que la obesidad se produce cuando hay en el cuerpo niveles excesivos de INSULINA, y esta hormona es importantísima para la formación de tejido adiposo en el cuerpo, es decir: grasa.

El mecanismo es el siguiente: Cuando ingerimos alimentos con alto índice glucémico, como el azúcar principalmente, pero también las patatas fritas, las harinas refinadas (pan, pastas, bollos, etc) el arroz descascarillado, y bebidas dulces como los refrescos, o  helados, estamos sobrecargando nuestro sistema digestivo de hidratos de carbono que se convierten rápidamente en glucosa. El páncreas segrega inmediatamente mucha insulina para compensar esta subida abrupta de glucosa en la sangre. La glucosa entra en las células (se alimentan de ella) pero llega un momento que ya no admiten más, y entonces la insulina la transforma en grasa que se acumula al principio en el abdomen, pero que poco a poco va repartiendo por todo el cuerpo.

Así se produce la obesidad. Pero…¿por qué es tan difícil perder peso cuando se está gordo? Sencillamente porque el azúcar es adictivo, es una DROGA. En el Connecticut College se ha realizado un experimento. Consistía en dar de comer a las ratas de laboratorio cocaína y azúcar. Primero se les proporcionó cocaína, para que sintieran sus efectos, y después se les suministro azúcar, más tarde se colocaron las dos sustancias a su alcance, y las ratas prefirieron comer azúcar despreciando la cocaína.

Si no lo creéis, probad a no comer nada dulce durante un mes. Os aseguro que va a ser muy difícil. Claro está que tenéis que procurar no tomar alimentos que la contengan como conservante o añadido para endulzar. Os aseguro que el dulce causa síndrome de abstinencia cuando se toma a diario y se deja de ingerir una temporada, pero notareis beneficios en vuestro organismo.

Es más, es corriente que la gente tenga el colesterol elevado incluso dejando de comer grasas saturadas, claro, es que el principal causante del exceso de colesterol es el azúcar de nuevo, los dulces y el azúcar oculto en las comidas procesadas.

Incluso existen personas obesas muy jóvenes, ya adolescentes incluso niños, que serán personas enfermas crónicas muy pronto si no dejan sus hábitos dañinos de comer y beber. Por ejemplo, las bebidas de cola llevan ingentes cantidades de azúcar porque uno de sus componentes es amargo y hay que enmascararlo. Una lata o botella de cola puede llevar hasta nueve o  diez o más cucharadas de azúcar.

Todavía hay más. La universidad de Harvard realizó el siglo pasado un estudio para averiguar las causas de las enfermedades cardiovasculares. La revista JAMA órgano oficial de los médicos estadounidenses, ha revelado que las industrias azucareras pagaron dinero para que las conclusiones del estudio, desviaran la atención de las causas hacia las grasas saturadas, obviando la responsabilidad aun mayor del azúcar.

Ello contribuyó a que durante décadas, e incluso hoy, la creencia de que son las grasas las culpables de casi todos los problemas de salud esté firmemente asentada en las mentes de las personas e incluso de muchos médicos, cuando la realidad que están descubriendo y tratando de divulgar muchos profesionales de la medicina, es que el azúcar es el principal responsable del aumento de la diabetes tipo 2, la obesidad y todo lo que conlleva para la salud, artrosis, problemas de corazón, envejecimiento prematuro, cáncer, accidentes cerebro-vasculares, etc.

En estos momentos hay una lucha sorda entre los médicos y científicos que instan al Estado a regular el añadido de azúcar a los alimentos, a promulgar un impuesto a las bebidas azucaradas y a realizar campañas informativas, y las poderosas industrias alimentarias y azucareras que ven peligrar sus beneficios.

El mundo actual ya no está regido totalmente por los Estados, ahora estamos en manos de las Corporaciones industriales y comerciales que manejan miles de millones de euros y pueden corromper y presionar a gobiernos y medios de comunicación para salvaguardar sus intereses aun a costa de la salud de las personas.

Haz una prueba, deja de tomar totalmente azúcar durante un mes (el chocolate también lleva) y verás.

Anuncios

LA POLÉMICA DE LAS CORRIDAS DE TOROS. ¿SÍ? o ¿NO?

LA POLÉMICA DE LAS CORRIDAS DE TOROS. ¿SÍ? o ¿NO?

La reciente muerte como consecuencia de una cornada fatal de un matador de toros, Fandiño, ha vuelto a desatar con más virulencia la polémica de la existencia de las corridas de toros , la llamada “Fiesta Nacional” en España.

Cada día aumentan el número de personas que se manifiestan abiertamente contra la tauromaquia, argumentando que se tortura a un animal para proporcionar dinero y espectáculo.

Por otro lado, los amantes del toreo, responden diciendo que es un arte, una tradición de nuestra cultura y que sin ellas, el toro de lidia desaparecería como especie, porque ya no sería interesante económicamente su cría, salvo tal vez en alguna reserva como algo raro y en extinción.

Si lo contemplamos fríamente, con un análisis serio y desapasionado, tenemos que dar la razón a los antitaurinos. El animal vive cuatro años en un paraíso, libre en las dehesas sin tener que trabajar, cuidado y bien alimentado para poder venderlo como figura indispensable de la llamada Fiesta Nacional por antonomasia.

Pero luego es sometido a una serie de procedimientos, desde el encajonado, transporte en la oscuridad durante horas, soltado en un ambiente extraño y después introducido en un ruedo donde tiene que enfrentarse a unos seres que le engañan con telas, le clavan lanzas en el morrillo para que pierda fuerza y humille la cabeza, luego le clavan arpones para que la levante un poco y al final, le ensartan con una larga espada que le puede traspasar de parte a parte. Si no cae muerto y se acuesta moribundo buscando refugio contra las tablas de la barrera, el  llamado “diestro” le clava una cuchilla en la nuca intentando el descabello. Pero muchas veces falla y después de varios intentos, llega otra persona y le remata con un cuchillo.

Para acabar la faena, menos mal que ya está muerto y no siente dolor, se le pueden cortar las orejas, el rabo y hasta la pata, como trofeos para el “matador”.

Indudablemente, los animales que van directamente al matadero sufren mucho menos. No tiene oportunidad de escapar, ni de que les indulten por su bravura, ni de herir o matar a su posible matarife como los de lídia. Son aturdidos con una descarga eléctrica y apuntillados rápidamente.

Los veganos abominan de comer cualquier cosa que provenga de un animal, e incluso abogan por la eliminación de los mataderos, pero esa es otra historia.

Estamos con las corridas de toros. los pro-taurinos, alegan que es una fiesta tradicional española, que es una barbaridad eliminarla, que proporciona empleos y que sirve de reclamo para el turismo, aparte de promocionar la cría del toro de lídia que de otra manera se perdería.

Respecto a la tradición, esa sacrosanta palabra que siempre se esgrime cuando algo quiere perpetuarse en el tiempo, hemos de decir que todas las tradiciones tuvieron un principio, en el que fueron “novedades” , y que solo el paso de los años las han convertido en tradiciones. Pero se obvia que las tradiciones suelen nacer al amparo de la época histórica y social en la que surgen, y que las condiciones y circunstancias sociales, políticas, culturales e históricas, cambian con el tiempo, de manera que aquello que hace siglos era novedoso y celebrado por todos, ahora puede ser denigrante y suscitar un rechazo visceral por la mayoría.

Si las tradiciones nunca pudieran ser abolidas, todavía seguiríamos con la esclavitud, los reyes absolutos, la tortura y la pena de muerte, los privilegios de los nobles y la represión de las mujeres, y no existirían los derechos humanos, la libertad de expresión ni la democracia.

Desde esta perspectiva, las corridas de toros ya son algo pasado de tiempo, una incongruencia con la nueva sociedad que pretendemos establecer de tolerancia, libertad, protección de todos los seres vivos, solidaridad, prosperidad y mejor nivel de vida para todos.

El espectáculo de la sangre derramada y del sufrimiento animal celebrado por una muchedumbre, era celebrado en la antigüedad en el circo romano, pero ya han pasado unos cuantos siglos desde entonces y hoy resultaría imposible, aunque siempre existen personajes que aplaudirían entusiásticamente la muerte de los gladiadores o que los leones se comieran algunos cristianos. Pero esa clase de gente siempre existirá desgraciadamente, aunque no deben condicionar el avance de la civilización.

Respecto al reclamo turístico y los empleos que se perderían, podría legislarse como en Portugal, una corrida de toros sin sangre, sin picadores ni banderilla ni estoques ni puñales. El toro, o el novillo, si es que ya con más años no pudiera ser toreado sin castigarlo, puede ser devuelto al corral sin heridas y su destino podría ser la devolución a sus dehesas comos semental, o el matadero como carne. Eso ya sería decidido por sus propietarios.

Existen expertos que podrían desarrollar una ley nueva sobre la tauromaquia, excluyendo la tortura y muerte del animal, sin peligro para los toreros. Como argumentan los taurinos, despojar a la fiesta de su “morbo” por el peligro de cornada y la sangre y agonía del animal, haría perder espectadores dispuestos a pagar por ver un espectáculo “insulso”, pero las condiciones sociales y los avances de la conciencia colectiva ya no permiten, cada vez menos, el sufrimiento de unos (aunque sean animales) como diversión de otros.

Pidamos pues, la abolición de las corridas de toros tal y como son ahora.

 

¿QUÉ ES EL ISLÁM? Una breve referencia para conocer mejor a los musulmanes.

¿QUÉ ES EL ISLÁM? Una breve referencia para conocer mejor a los musulmanes.

Con demasiada frecuencia escuchamos y vemos en los medios de comunicación, los atentados perpetrados por “yijadistas” o “musulmanes radicales”. Pero pocas personas conocen en verdad qué son estas personas, y las ideas que les llevan a cometer asesinatos indiscriminados. Mi propósito es informar acerca de lo que es en realidad la religión musulmana, sus orígenes y creencias, ya que la inmensa mayoría de la población cristiana, apenas tiene conocimientos sobre lo que significa ser musulmán, o pertenecer al Islám.

Los doctores islámicos aseguran que el Islám es la religión única y verdadera y que era la que profesaban Adán y Eva en el paraíso. No debe sorprendernos estas afirmaciones ya que los musulmanes tienen el mismo dios común a Judíos y Cristianos: el Dios de Abraham y Moisés. el Dios de la Biblia.

Sabemos por los noticieros que los musulmanes se dirigen a Dios con el nombre de “Aláh”, pero esta palabra no significa que sea un Dios diferente, sino que precisamente “Alah” significa “Dios” en lengua árabe.

Por ese motivo, los musulmanes respetan la Biblia como libro inspirado por Dios, pero con dos salvedades. La primera es que consideran al Corán (su libro sagrado) por encima de la Biblia en cuanto a que haya discrepancias en sus versículos. Es decir, que si en la Biblia se dice algo sobre lo que el Corán discrepa, los musulmanes obedecen siempre a su libro sagrado, pero eso no invalida el resto de los versículos bíblicos que no están en oposición al Islám.

Mahoma (nombre de Muhammad traducido al español) fue un hombre que según  el Islám, recibió mensajes del arcángel Gabriel sobre la reforma de la religión en el mundo, de parte de Dios mismo. Para los musulmanes, Dios ha ido ofreciendo a la humanidad mensajes según las necesidades y el tiempo histórico. Así, reveló la Toráh a los judíos, el Evangelio a los cristianos, y el Corán es el definitivo libro que Dios a revelado a los hombres para su salvación, por medio de su mensajero Mahoma.

Los musulmanes respetan la figura de Jesucristo como un profeta extraordinario, pero  inmediatamente después en categoría que Mahoma, para ellos el más grande de todos. Incluso sus profecía dicen que al final de los tiempos, Jesucristo volverá al mundo bajo la figura de “el Mahdí” para dirigir a la humanidad al reencuentro y reconciliación con Dios.

Pero los musulmanes niegan que Jesús sea hijo de Dios, ni que sea Dios en conjunto con el Padre y el Espíritu Santo formando una Trinidad y un solo Dios, sino que afirman que Dios es uno solo e indivisible y no tiene ni esposa ni hijos.

Guardan respeto hacia María la madre de Jesús y a José su padre humano, pero no admiten santos ni cultos a imágenes, cuadros, reliquias o estatuas.

La religión musulmana tiene cinco mandamientos fundamentales que todo musulmán debe seguir:

1) La declaración de fe. Repetir diariamente la expresión “No hay más Dios que Dios, y Mahoma es su profeta”. Esta es la doctrina fundamental del Islám. Una persona se hace musulmán si recita de corazón esta frase y cree firmemente en ella. Es el equivalente al bautismo cristiano y  hay que decirla en presencia de dos testigos musulmanes. Solo con esta frase ya se entra en la comunidad islámica.

2) La oración. Debe realizarse cinco veces al día y en dirección a La Meca. Generalmente se siguen las llamadas del “muecin” o encargado de llamar a los fieles desde lo más alto de las mezquitas, pero puede hacerse en privado o en público, incluso en plena calle. En las mezquitas un “mulah” suele dirigir el rezo, pero no son sacerdotes al estilo cristiano o católico, sino musulmanes estudiosos del Corán o que se dedican exclusivamente a la vida religiosa. Cualquier musulmán puede dirigir el rezo.

3) La limosna. El Islám obliga a dar limosna e incluso está reglamentado cuánto hay que dedicar de las ganancias propias. Aproximadamente es un 2,5 %. La limosna debe darse directamente a los necesitados y con preferencia a los familiares según el grado y a las viudas.

4) El ayuno. Es obligado y ritual en el mes de Ramadán. No se puede beber ni comer desde el alba al anochecer, ni fumar, ni tener sexo, ni cantar. Es un tiempo de meditación y recogimiento. Pero al llegar la nochs se celebra una fiesta similar en muchas cosas a la Navidad, con abundante comida y reuniones familiares y de amigos. Están dispensados los enfermos o todas aquellas personas que por causa de fuerza mayor no puedan ayunar.

5) La peregrinación. Al menos una vez en la vida a la ciudad de La Meca, a visitar La Kaaba. Es el cubo cubierto de telas negras que se ve en el centro de la fotografía. Para los musulmanes es el lugar más sagrado del mundo, y lo consideran el primer templo erigido a Dios por Abraham. Anterior incluso al templo de Salomón en Jerusalem.

De hecho, al principio Mahoma ordenó rezar en dirección a Jerusalém, pero en una posterior revelación, rectificó al saber que La Kaaba era mucho más antiguo.

Peregrinar a La Meca y realizar el ritual de dar siete vueltas a La Kaaba con fe y arrepentimiento, borra los pecados y da al peregrino un aura de santidad cuando regresa a su país, donde es respetado por todos.

En cuanto a las creencias en el más allá. los musulmanes creen en que hay un Paraíso para los creyentes que siguen las leyes islámicas, y un Infierno de fuego para las almas de los infieles y réprobos. El día festivo es el viernes, y los calendarios religiosos se rigen por los meses lunares de 28 días, por eso el Ramadán puede variar en cuanto al tiempo en que es celebrado, como la Semana Santa cristiana. Por cierto, los musulmanes niegan que Jesús muriera en la cruz, porque consideran que un profeta de Dios no puede ser ejecutado de manera ignominiosa como un criminal. Dicen que en realidad Dios confundió a los romanos y éstos crucificaron a otra persona creyendo que era Jesús, el cual escapó de Judea poniéndose a salvo y dando por terminada su labor.

La religión musulmana prohíbe el consumo de carne de cerdo, animales que mueran de muerte natural o asfixiados.También prohíbe el consumo de la sangre. Los animales deben ser sacrificados en dirección a La Meca, en el nombre de Dios y desangrados. A la comida tolerable para los musulmanes se le llama “hallal” .

También tienen prohibidas las bebidas alcohólicas.

Algunos expertos en religiones comparadas dicen que el Cristianismo deriva del Judaísmo, y el Islamismo deriva de las otras dos. Efectivamente hay muchas similitudes entre las tres religiones, la principal de ellas es que tienen un mismo Dios.

Pero nos queda una duda…¿qué es la “yihad”? Es la lucha que todo musulmán debe realizar contra el mal. Visto desde diferentes perspectivas, puede interpretarse como la realización de buenas obras (la mayoría), o la guerra contra aquellos que pretenden destruir el Islám.

Esto da lugar a que fanáticos radicales interpreten a su manera el mandato coránico de defender la fe islámica incluso matando a los potenciales enemigos de ella, que por extensión, serían todas aquellas personas que no fueran musulmanes o pertenecieran a países que han atacado a naciones islámicas.

El conflicto de Oriente Medio, así como la guerra de Iraq y Afganistán (ambos países islámicos) en donde coaliciones de naciones mayoritariamente cristianas han intervenido militarmente, han provocado la aparición de fanáticos radicales que han difundido por el mundo la orden a los musulmanes, de atacar indiscriminadamente, sembrando el terror en  los estados que han participado de alguna manera u otra, y por extensión, en todos los países cristianos.

Los mal llamados “yijadistas” por los medios de comunicación, son capaces de suicidarse matando, ya que creen firmemente que van a ir al paraíso prometido para toda la eternidad. El motivo es una promesa del Corán hacia todos aquellos que mueran luchando por defender las creencias islámicas. ¿Pero es defender estas creencias matar indiscriminadamente? En realidad están haciendo mucho daño al islamismo, pues mucha gente identifica terrorismo con islamismo.

La inmensa mayoría de los musulmanes no aprueba esta táctica terrorista y asesina. Pero debemos conocer que las retorcidas e interesadas interpretaciones de las escrituras religiosas pueden dar lugar a terribles consecuencias, como la Inquisición en siglos pasados, y las guerras sangrientas entre cristianos protestantes y católicos.

Siempre tenemos miedo a lo desconocido. Desvelar la verdad es la mejor solución para erradicar los temores infundados. Conocer el islamismo nos ayudará a comprender y sentirnos más cercanos.