Con demasiada frecuencia escuchamos y vemos en los medios de comunicación, los atentados perpetrados por “yijadistas” o “musulmanes radicales”. Pero pocas personas conocen en verdad qué son estas personas, y las ideas que les llevan a cometer asesinatos indiscriminados. Mi propósito es informar acerca de lo que es en realidad la religión musulmana, sus orígenes y creencias, ya que la inmensa mayoría de la población cristiana, apenas tiene conocimientos sobre lo que significa ser musulmán, o pertenecer al Islám.

Los doctores islámicos aseguran que el Islám es la religión única y verdadera y que era la que profesaban Adán y Eva en el paraíso. No debe sorprendernos estas afirmaciones ya que los musulmanes tienen el mismo dios común a Judíos y Cristianos: el Dios de Abraham y Moisés. el Dios de la Biblia.

Sabemos por los noticieros que los musulmanes se dirigen a Dios con el nombre de “Aláh”, pero esta palabra no significa que sea un Dios diferente, sino que precisamente “Alah” significa “Dios” en lengua árabe.

Por ese motivo, los musulmanes respetan la Biblia como libro inspirado por Dios, pero con dos salvedades. La primera es que consideran al Corán (su libro sagrado) por encima de la Biblia en cuanto a que haya discrepancias en sus versículos. Es decir, que si en la Biblia se dice algo sobre lo que el Corán discrepa, los musulmanes obedecen siempre a su libro sagrado, pero eso no invalida el resto de los versículos bíblicos que no están en oposición al Islám.

Mahoma (nombre de Muhammad traducido al español) fue un hombre que según  el Islám, recibió mensajes del arcángel Gabriel sobre la reforma de la religión en el mundo, de parte de Dios mismo. Para los musulmanes, Dios ha ido ofreciendo a la humanidad mensajes según las necesidades y el tiempo histórico. Así, reveló la Toráh a los judíos, el Evangelio a los cristianos, y el Corán es el definitivo libro que Dios a revelado a los hombres para su salvación, por medio de su mensajero Mahoma.

Los musulmanes respetan la figura de Jesucristo como un profeta extraordinario, pero  inmediatamente después en categoría que Mahoma, para ellos el más grande de todos. Incluso sus profecía dicen que al final de los tiempos, Jesucristo volverá al mundo bajo la figura de “el Mahdí” para dirigir a la humanidad al reencuentro y reconciliación con Dios.

Pero los musulmanes niegan que Jesús sea hijo de Dios, ni que sea Dios en conjunto con el Padre y el Espíritu Santo formando una Trinidad y un solo Dios, sino que afirman que Dios es uno solo e indivisible y no tiene ni esposa ni hijos.

Guardan respeto hacia María la madre de Jesús y a José su padre humano, pero no admiten santos ni cultos a imágenes, cuadros, reliquias o estatuas.

La religión musulmana tiene cinco mandamientos fundamentales que todo musulmán debe seguir:

1) La declaración de fe. Repetir diariamente la expresión “No hay más Dios que Dios, y Mahoma es su profeta”. Esta es la doctrina fundamental del Islám. Una persona se hace musulmán si recita de corazón esta frase y cree firmemente en ella. Es el equivalente al bautismo cristiano y  hay que decirla en presencia de dos testigos musulmanes. Solo con esta frase ya se entra en la comunidad islámica.

2) La oración. Debe realizarse cinco veces al día y en dirección a La Meca. Generalmente se siguen las llamadas del “muecin” o encargado de llamar a los fieles desde lo más alto de las mezquitas, pero puede hacerse en privado o en público, incluso en plena calle. En las mezquitas un “mulah” suele dirigir el rezo, pero no son sacerdotes al estilo cristiano o católico, sino musulmanes estudiosos del Corán o que se dedican exclusivamente a la vida religiosa. Cualquier musulmán puede dirigir el rezo.

3) La limosna. El Islám obliga a dar limosna e incluso está reglamentado cuánto hay que dedicar de las ganancias propias. Aproximadamente es un 2,5 %. La limosna debe darse directamente a los necesitados y con preferencia a los familiares según el grado y a las viudas.

4) El ayuno. Es obligado y ritual en el mes de Ramadán. No se puede beber ni comer desde el alba al anochecer, ni fumar, ni tener sexo, ni cantar. Es un tiempo de meditación y recogimiento. Pero al llegar la nochs se celebra una fiesta similar en muchas cosas a la Navidad, con abundante comida y reuniones familiares y de amigos. Están dispensados los enfermos o todas aquellas personas que por causa de fuerza mayor no puedan ayunar.

5) La peregrinación. Al menos una vez en la vida a la ciudad de La Meca, a visitar La Kaaba. Es el cubo cubierto de telas negras que se ve en el centro de la fotografía. Para los musulmanes es el lugar más sagrado del mundo, y lo consideran el primer templo erigido a Dios por Abraham. Anterior incluso al templo de Salomón en Jerusalem.

De hecho, al principio Mahoma ordenó rezar en dirección a Jerusalém, pero en una posterior revelación, rectificó al saber que La Kaaba era mucho más antiguo.

Peregrinar a La Meca y realizar el ritual de dar siete vueltas a La Kaaba con fe y arrepentimiento, borra los pecados y da al peregrino un aura de santidad cuando regresa a su país, donde es respetado por todos.

En cuanto a las creencias en el más allá. los musulmanes creen en que hay un Paraíso para los creyentes que siguen las leyes islámicas, y un Infierno de fuego para las almas de los infieles y réprobos. El día festivo es el viernes, y los calendarios religiosos se rigen por los meses lunares de 28 días, por eso el Ramadán puede variar en cuanto al tiempo en que es celebrado, como la Semana Santa cristiana. Por cierto, los musulmanes niegan que Jesús muriera en la cruz, porque consideran que un profeta de Dios no puede ser ejecutado de manera ignominiosa como un criminal. Dicen que en realidad Dios confundió a los romanos y éstos crucificaron a otra persona creyendo que era Jesús, el cual escapó de Judea poniéndose a salvo y dando por terminada su labor.

La religión musulmana prohíbe el consumo de carne de cerdo, animales que mueran de muerte natural o asfixiados.También prohíbe el consumo de la sangre. Los animales deben ser sacrificados en dirección a La Meca, en el nombre de Dios y desangrados. A la comida tolerable para los musulmanes se le llama “hallal” .

También tienen prohibidas las bebidas alcohólicas.

Algunos expertos en religiones comparadas dicen que el Cristianismo deriva del Judaísmo, y el Islamismo deriva de las otras dos. Efectivamente hay muchas similitudes entre las tres religiones, la principal de ellas es que tienen un mismo Dios.

Pero nos queda una duda…¿qué es la “yihad”? Es la lucha que todo musulmán debe realizar contra el mal. Visto desde diferentes perspectivas, puede interpretarse como la realización de buenas obras (la mayoría), o la guerra contra aquellos que pretenden destruir el Islám.

Esto da lugar a que fanáticos radicales interpreten a su manera el mandato coránico de defender la fe islámica incluso matando a los potenciales enemigos de ella, que por extensión, serían todas aquellas personas que no fueran musulmanes o pertenecieran a países que han atacado a naciones islámicas.

El conflicto de Oriente Medio, así como la guerra de Iraq y Afganistán (ambos países islámicos) en donde coaliciones de naciones mayoritariamente cristianas han intervenido militarmente, han provocado la aparición de fanáticos radicales que han difundido por el mundo la orden a los musulmanes, de atacar indiscriminadamente, sembrando el terror en  los estados que han participado de alguna manera u otra, y por extensión, en todos los países cristianos.

Los mal llamados “yijadistas” por los medios de comunicación, son capaces de suicidarse matando, ya que creen firmemente que van a ir al paraíso prometido para toda la eternidad. El motivo es una promesa del Corán hacia todos aquellos que mueran luchando por defender las creencias islámicas. ¿Pero es defender estas creencias matar indiscriminadamente? En realidad están haciendo mucho daño al islamismo, pues mucha gente identifica terrorismo con islamismo.

La inmensa mayoría de los musulmanes no aprueba esta táctica terrorista y asesina. Pero debemos conocer que las retorcidas e interesadas interpretaciones de las escrituras religiosas pueden dar lugar a terribles consecuencias, como la Inquisición en siglos pasados, y las guerras sangrientas entre cristianos protestantes y católicos.

Siempre tenemos miedo a lo desconocido. Desvelar la verdad es la mejor solución para erradicar los temores infundados. Conocer el islamismo nos ayudará a comprender y sentirnos más cercanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s