¿EXISTE “VIDA” MÁS ALLÁ DE LA VIDA? 4º

¿EXISTE “VIDA” MÁS ALLÁ DE LA VIDA? 4º

Hoy os voy a contar una experiencia que ha vivido y contado una persona que ha experimentado ECM (experiencia cercanas a la muerte)

El doctor M.A.Pertierra, médico español ha escrito un libro titulado “La Última Puerta” de Editorial Oberón, en el cual cuenta sus investigaciones sobre las ECM que han vivido muchos de sus pacientes. Un caso en concreto es muy especial por sus implicaciones en la posibilidad de que los seres humano podamos “salir” de nuestro cuerpo y permanecer conscientes, incluso con unas facultades increibles.

Uno de sus pacientes estaba jugando al tenis con los amigos, de pronto sintió un fuerte dolor de cabeza y cayó al suelo. Sus compañeros lo trasladaron al hospital donde le diagnosticaron un derrame en las aracnoides, que son unas membranas que rodean el cerebro. Mientras estaba en la cama, con monitores cardiacos conectados, sufrió una parada cadiorespiratoria y saltó la alarma.

Los sanitarios acudieron corriendo y procedieron a darle masaje cardiaco y respiración artificial, incluso le aplicaron desfibrilador. Afortunadamente su corazón volvió a latir a los pocos minutos y se recuperó. Cuando el Dr. Pertierra lo visitó en una consulta posterior, el paciente le contó su experiencia, algo extraordinario:

“Sentí un fuerte dolor y oí un ruído. Inmediatamente me vi flotando sobre la cama. Observaba mi cuerpo y cómo los sanitarios trataban de resucitarme. Yo estaba bien, tranquilo, aunque extrañado de estar flotando cerca del techo. De repente me sentí arrastrado por una fuerza y me vi en mi casa. Observé como mi esposa atendía el teléfono cuando mis amigos le dieron la noticia de mi problema. Mi mujer gritó asustada y mi hijo pequeño salió corriendo por el pasillo, tropezó y cayó al suelo golpeándose la cabeza con un juguete. Otra vez la fuerza tiró de mí y me encontré de repente metido en mi cuerpo. Cuando abrí los ojos, los sanitarios sonrieron y se relajaron. Yo entonces pregunté cómo estaba mi hijo. Ellos se extrañaron de mi pregunta y yo les dije que había visto como se golpeaba. No me creyeron, pero cuando vino mi esposa a verme y le hice la misma pregunta me miró asombrada y me preguntó cómo lo sabía. Afortunadamente el niño estaba bien, solo había sido un susto”.

En esta experiencia de ECM concurren varios factores que se repiten en muchas personas que las tienen. 1) Se les para el corazón y “salen” de su cuerpo como si éste fuera un traje. 2) Se sienten “flotar” sobre la cama y se ven a sí mismos y a los doctores, saben lo que les hacen pero no sienten dolor ni miedo. 3) Pueden “viajar” casi de inmediato a lugares donde están sus seres queridos y ver lo que hacen y lo que les ocurre. 4) Vuelven a su cuerpo cuando el corazón funciona de nuevo.

Todo ello significa: A) Que en realidad estamos dentro de un cuerpo, pero no somos el cuerpo, sino que somos una conciencia que usa un “traje” como si fueramos astronautas para estar en este mundo. B) Que podemos salir de este traje y volar adonde queramos o adonde nos lleva una fuerza que sabe lo que necesitamos en ese momento.C) que volvemos al cuerpo cuando late de nuevo el corazón.

Pero… ¿dónde iríamos si el corazón no empezase a latir y muriéramos? Lo explicaré en el próximo artículo.

Anuncios

UNAS BACTERIAS MARAVILLOSAS

DestacadoUNAS BACTERIAS MARAVILLOSAS

Hola a tod@s: Hoy vamos a cocnocer unos “bichitos” extraordinarios, las bacterias probióticas. Much@s os preguntareis qué son estas bacterias, pues creemos que al oir la palabra “bacteria” estamos tratando con unos bacilos que producen enfermedades, algunas terribles como la tuberculosis, el cólera, la lepra y la peste entre otras.

Pero no, esta vez las bacterias de las que vamos a hablar son amigas nuestras, es más, sin ellas no podríamos vivir, y su escasez en nuestro organismo puede acarrearnos un sin fin de enfermedades, algunas insospechadas y otras que se están relacionando en las últimas investigaciones con su ausencia.

Probiótico significa “a favor de la vida” y es que estas bacterias que pueblasn o deben estar en nuestros intestinos son las responsables en gran medida de nuestro buen estado de salud. Sin embargo las maltratamos y llegamos a matarlas cuando tomamos antibióticos. Antibiótico significa “contra la vida”. ¿Os dais cuenta de la diferencia?

Claro que a veces los antibióticos son necesarios para detener una infección grave, pero no deben tomarse a la ligera, siempre por consejo del médico y terminando todo el tratamiento, no dejándolo cuando empezamos a sentirnos bien, pues si hacemos ésto estamos dando lugar a que las bacterias “malas” causantes de la enfermedad, desarrollen resistencia a la medicación y con el tiempo esos antibióticos ya no servirán, y tendremos que usar otros muchoo más fuertes y nocivos para la salud.

Después de un tratamiento con antibióticos, habremos matado a una gran número de nuestras bacterias probióticas del intestino, por eso cuando se toman estos medicamentos se producen diarreas o estreñimientos, amen de otras consecuencias desagradables a nuestro organismo que ahora no vamos a referir aquí.

Es obligatorio por lo tanto “resembrar” nuestros intestinos con bacterias probióticas nuevas, y para ello solo hay que acercarse a una farmacia, parafarmacia o herbolario y pedir un frasco de bacterias probióticas que debemos ingerir diariamente hasta acabarlo, así de sencillo. Los yogures y los alimentos fermentados como el chucrut también tiene bacterias “amigas” pero una o dos cepas (clases) mientras que un buen probiótico debe tener al menos 8 ó 9 cepas.

Pensemos que hacer ésto no es una tontería, es muy importante para nuestra salud física y psicológica, pues ya se sabe que el conjunto de baterias probióticas de nuestros intestinos son la mayor parte de nuestro sistema inmunitario y que incluso contribuyen a una mejor estabilidad emocional y psicológica.

Ya lo sabéis, también os aconsejo que aunque no hayais tomado antibióticos, de vez en cuando os deis un “chute” de estas bacterias amigas de nuestra salud, pues incluso la harina refinada y el azucar puede liquidarlas.

Hasta pronto.

¿POR QUÉ HACEMOS COSAS DE LAS QUE DESPUÉS NOS ARREPENTIMOS?

¿POR QUÉ HACEMOS COSAS DE LAS QUE DESPUÉS NOS ARREPENTIMOS?

La mente humana es un mecanismo muy complejo donde interactúan pensamientos, emociones, hábitos, actitudes, estereotipos aprendidos…pero ¿por qué a veces actuamos casi sin darnos cuenta, sin recapacitar, y luego lamentamos o nos asombramos de lo que hemos hecho?

La explicación es que tenemos dos maneras de funcionar como personas. Una es la mente consciente, razonada, la que analiza y llega a una conclusión a la que sigue un acto coherente con nuestro razonamiento. La otra forma de funcionar es la mente subconsciente o automática (por ejemplo cuando conduces un vehículo y hablas con el acompañante, lo haces sin apenas darte cuenta de cómo lo haces)

Pero la mente consciente, la racional, solo realiza el 5% de la actividad cerebral, mientras que la mente subconsciente realiza el 95%. Además, la consciente procesa, es decir, analiza y reconoce 40 impulsos nuevos por segundo, mientras que la subconsciente procesa 40 millones de impulsos por segundo. El resultado es que el 95% de nuestra actividad cognitiva (pensamientos y análisis de situaciones) lo hacemos con la mente subconsciente.

Y…¿qué tiene o forma nuestra mente subconsciente? Pues resulta que desde los cero a los seis años de nuestra vida es cuando se forman los circuitos de memoria que almacenan los procesos automáticos de nuestras vivencias, dependiendo de lo que oimos, vemos, hacemos y experimentamos en esa edad. Estos auténticos “programas” se instalan en nuestro cerebro para siempre de manera que no nos damos cuenta de que están ahí dentro, condicionando nuestras respuestas a las situaciones de la vida de adulto. ¡Y son los programas más influyentes que tendremos en nuestra mente para siempre!

Por este motivo tan importante, hay que tener mucho cuidado lo que se hace o dice delante de los niños, pues todo lo absorven como una esponja, nuestras palabras, nuestras actitudes y nuestras emociones. Si un padre o una madre le dice a un niño o niña que es totnto/a o que no sirve para nada,esa asevreación se le quedrá en su “disco duro” cerebral como un programa oculto que estará dispuesto a influenciar la vida futura de esta persona sin que sepa el porqué hace lo que está haciendo o porqué es como es.

Esta es una de las explicaciones del porqué hacemos muchas veces cosas que nos sorprenden o no esperábamos, o de nuestro temperamento o forma de ser, pero hay un motivo para que ocurra todo este proceso en nuestra infancia, y lo expondré en el próximo artículo.

Hasta la vista amig@s.

EL DILEMA DE LAS VACUNAS

EL DILEMA DE LAS VACUNAS

Hace poco tiempo mi hija me comunicó que en la escuela primaria, van a poner a todas las niñas la vacuna del Papiloma Humano al cumplir los 12 años, e incluso que se la quieren inocular a los niños.

Inmediatamente me he documentado sobre éstas vacunas y me he quedado horrorizado, pues están provocando reacciones por todos los paises del mundo donde se está utilizando, reacciones en algunos casos fatales y en otros muy dolorosas, como invalidez por artritis reumatoide, ceguera y muchas cosas más.

En España, como en le resto del mundo, ya se ha constituido una asociación de afectadas por la vacuna del papiloma Humano, que siguen creciendo. Pero…¿es tan arriesgado no ponerse esta vacuna?

El Papiloma Humano lo produce un virus, mejor dicho una de las cepas del virus pues existen unas cien, de las cuales solo unas pocas tienen el peligro de que podrían generar un cáncer de cuello de útero al cabo de muchos años. La excusa que dan las autoridades sanitarias, es que de esta forma se pretende evitar que a los treinta o cuarenta años se desarrolle un posible cáncer de cuello de útero.

Y así se lo comunican a las mamás y papás cuando les indican que van a proceder a la vacunación. Pero resulta, que la probable aparición de un posible cáncer es tan remota estadísticamente, que los riesgos que se afrontan al inocularse la vacuna son inquietantes.

En primer lugar, la vacuna no es específica contra todas las cepas potencialmente cancerosas, sino que está hecha con elementos proteínicos genéticamente manipulados y además lleva fragmentos de ADN de algunos virus, lo que no garantiza totalmente la inmunidad ni la prevención del futuro posible cáncer. Esta infección se contrae por contacto sexual en hombres y mujeres. No suele producir ningún síntoma, salvo en algunas personas unas verruguitas genitales. No existe tratamiento y la mayoría de las veces el virus es eliminado por nuestro sistema inmunitario, que debemos tener siempre en óptimo funcionamiento.

Esta vacuna ha sido recomendad por la OMS, Organización Mundial de la Salud, que más bien debería llamarse Orgaización Mundial para la Promoción de la Farmaindustria, pues tod@s podemos recordar cuando amenazaron con la Gripe “A” y pideron una vacunación masiva en todo el mundo, y después de que los estados compraran millones de vacunas, no pasó de ser una gripe ordinaria como las que recorren el mundo todos los inviernos. ¿Qué ha pasado con todas esas vacunas? Nadie dice nada ni sobre los millones que costaron.Pero algunos laboratorios farmaceuticos hicieron su Agosto.

En Epaña, Colombia, Francia y México hay ya más de 300 chicas afectadas gravemente por la vacuna, de ellas 13 murieron. En los Estados Unidos, en 2015 se han producido 42.635 informes de reacciones adversas con 242 muertes. Entre otras codas más graves, puede producir amenorrea prolongada (falta de menstruación) y menopausia temprana por problemas ováricos.

El doctor Carlos Alvarez Dardet, catedrático de medicina de la Universidad de Alicante, dice que esta vacuna ¡no es necesaria, no es efectiva y no es segura! En Italia han firmado en contra de la vacuna 153 médicos e investigadores. Y así en muchos paises se van levantando veces contra esta vacunación.

Un consejo, no permitais que inoculen a vuestras niñas y niños con esta vacuna. ¡No es obigatorio! ninguna vacuna lo es. El riesgo al ponerla es mayor que las posibles consecuencias futuras de infección. Lo mejor es la prevención con reconocimientos periódicos y la profilaxis.

LA YATROGENIA ¿PODEMOS FIARNOS DE LAS MEDICINAS QUE TOMAMOS?

LA YATROGENIA ¿PODEMOS FIARNOS DE LAS MEDICINAS QUE TOMAMOS?

En los Estados Unidos, las industrias farmacéuticas son las empresas que más porcentaje de beneficios obtienen, por encima de bancos y petroleras. Pero…¿buscan estas grandes corporaciones realmente nuestra salud cuando sacan a la venta un medicamento?

Las estadísticas demuestran que según dice la Asociación Médica Americana en la revista “JAMA” las muertes causadas por la yatrogenia están entre la primera y la segunda causa de muerte, junto con el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. El Instituo de Nutrición Americano estimó que es la primera causa de muerte en USA.

¿Cuántos mueren en España por yatrogenia? No lo sabemos, no se publican las cifras.

¿Qué es la yatrogenia o iatrogenia? El diccionario de la Real Academia Española lo define como una “alteración especialmente negativa del estado del paciente ocasionada por el médico” Es decir que las prescripciones de un profesional de la medicina pueden producir un agravamiento del cuadro general de un enfermo o incluso la muerte.

Actualmente los médicos de nuestro sistema de salud no son libres de recetar lo que ellos verdaderamente crean que es bueno para el enfermo, sino que deben seguir ciertos protocolos que se les impone desde “arriba”, por ejemplo, si en un análisis se indica que tenemos más de 200 mg de colesterol en sangre, inmediatamente tienen que recetar estatinas.  Pero recientes estudios ha mostrado que no tienen efectos sobre las mujeres y son muy peligrosos en los hombres, solo hay que leer el enorme prospecto.

Se ha demostrado que una dieta sana y equilibrada es igual de eficaz que las estatinas. El Dr. Dean Ornish, eminente cardiólogo americano, ha concluido que una dieta, ejercicio, reducción del estrés y apoyo social, bajan el colesterol LDL un 40%, y que incluso pueden desaparecer las placas arteriales.

Hablemos con nuestro médico si pretende recetarnos estatinas para el colesterol y propongamos una alternativa natural antes de sucumbir a la comodidad de tomar unas pastillas para siempre que nos pueden perjudicar la salud gravemente.

Hace pocos días, eminentes médcios, entre ellos el privado de la reina de Inglaterra, publicaron artículos contra la enorme influencia en la medicina de los grandes laboratorios farmacéuticos que han convertido la salud en un negocio, donde privan más los beneficios que la seguridad de los ciudadan@s

En el próximo articulo hablaré de las vacunas y su problemática.

LA OBESIDAD, ¿CÓMO SABER SI ESTAMOS OBESOS?

LA OBESIDAD, ¿CÓMO SABER SI ESTAMOS OBESOS?

En las entradas anteriores del blog, hemos visto las razones por las cuales podemos ser obesos o tener sobrepeso, pero…¿cuál es el peso ideal? Se ha hablado mucho del tema pero por fin la comunidad científica y médica ha llegado a una conclusión aceptada por todos. La medida del peso se denomina “Índice de Masa Corporal”, IMC, que se averigua dividiendo el peso en kilos por la altura de la persona en metros al cuadrado, lo cual arroja un cociente, al que llamamos índice.

Un peso normal se considera si el índice nos da entre 18,5 y 24,99 ya que cada pesona es distinta, y no es lo mismo alguien de constitución fuerte que de figura más débil.

Si el IMC está por debajo de 18,50, la persona ya empieza a ser demasiado delgada para la salud, y si baja de 16 ya es sospechosa de anorexia e incluso peligra su vida. En las pasarelas de moda es facil encontrar modelos de IMC =16 y menos, por eso ya algunas casas de moda, ante la presión social, exigen a sus modelos estar por encima de 18 al menos.

En el lado contrario se situan las personas que pasan de 25, pues ya empiezan a tener sobrepeso. Son obesas si superan o igualan el IMC 30, y tienen obesidad mórbida si igualan o superan el IMC 40. ¿Cual es tu IMC? es muy facil hacerlo, pésate y divíde la canidad por el cuadrado de tu altura en metros (para hallar el cuadrado tienes que multiplicar tu altura por sí misma) Ya sabes cómo estás. Si superas el 24,99 tienes sobrepeso y deberías preocuparte por perder esos kilitos de más, porque va a ser bueno para tu salud.

El ejercicio y comer sano (acuerdadte de los cinco alimentos de los que hay que cuidarse) te harán tener tu peso ideal, te sentirás mejor. Ten cuidado especialmente con el azucar porque es adictiva como la droga. En Inglaterra ya están sancionando a las empresas que ponen demasiado azucar en los refrescos. Prueba a vivir un mes sin azucar y verás que es muy dificil, es como una droga, el cuerpo te lo pide. Pero sé fuerte y sustitúyela por educlcorantes naturales. El mejor es la estevia, que procede de la misma planta.

Y duda de las dietas milagro, esas que te prometen perder un monton de kilos en pocos días. Piensa que el cuerpo tiene una memoria de sí mismo, y si llevamos años pesando de mas, ya lo tiene asumido, por eso hay que perder peso poco a poco. Uno o dos kilos al mes ya son un logro importante, y se da tiempo al cuerpo para reconocerse de nuevo.

¡Ánimo! solo hay que comer bien y hacer un poco de ejercicio, aunque sea caminar todos los días unos minutos.

Hasta la próxima,

EPIGENÉTICA Y PSICONEUROINMUNOLOGÍA, EL ALBA DE UNA NUEVA MEDICINA, 2.

EPIGENÉTICA Y PSICONEUROINMUNOLOGÍA, EL ALBA DE UNA NUEVA MEDICINA, 2.

En el anterior artículo ya vimos cómo podemos modificar nuestro ADN con nuestras emociones, conducta, pensamientos y alimentación, ahora vamos a saber qué es la Pisconeuroinmunología, esa palabreja tan larga, y qué quiere decir.

En las universidades más vanazadas de USA ya se está esudiando un nuevo enfoque de la medicina, la Psiconeuroinmunología. La medicina actual se fundamenta en la idea newtoniana por la cual el ser humano es un mecanismo de relojería en el que se pueden reparar y sustituir piezas sin tener en cuenta el resto del organismo, como si fuera una máquina, y sus fluidos regulados mediante la química.

Este tipo de medicina es muy buena en relación con la cirugía y el diagnóstico, incluso con los cuadros de patologías agudas urgentes, pero no funciona frente al cáncer y frente a las enfermedades autoinmunes, para las cuales solo tiene cuidados paliativos. Al cáncer lo trata con medios que pueden producir más cáncer (radioterapia y quimioterapia) y a las enfermedades autoinmunes con calmantes y anti-inflamatorios, pero no las cura.

Pero ahora, la Psiconeuroinmunología ha descubierto que nuestro sistema inmunitario, el que nos defiende de las bacterias, virus, parásitos, células cancerosas y que muchas veces se vuelve contra nosotros produciendo artritis, lupus, psoriasis, eccemas, asma, etc, está directamente afectado por nuestraas emociones, pensamientos y estado de ánimo, es decir, por nuestro sistema nervioso central, de manera que se debilita o potencia, o nos ataca, dependiendo de nosotros mismos, y si a todo esto, le añadimos la manera de nutrirnos, ya tenemos el cóctel completo.

Lo que dice la Psiconeuroinmunología es que SOMOS LOS AUTÉNTICOS RESPONSABLES DE NUESTRA SALUD. Si estamos equilibrados anímicamente, sin estrés ni ansiedad, sin agustias, y comemos bien, no tendremos enfermedades, ni siquiera infecciosaas porque los microorganismos que entren en nuestro organismo no van a prosperar, serán eliminados por el sistema inmunitario, algo que no ocurre si lo tenemos deprimido por culpa de emociones negativas, estrés, rencores y mala nutrición (exceso de azúcares, alcohol, tabaco, drogas, lácteos y harinas refinadas)

A partir de ahora, los nuevos médicos que se vayan formando, aparte de preguntar ¿Qué le duele? tendrán que preguntar también ¿Que le pasa en su vida emocional? ¿Cómo se lleva con su familia, con su pareja? ¿Qué es lo que come y bebe?

¿Cuantas personas estarian dispuestas a cambiar de actitud, a perdonar supuestas ofensas, a cambiar su alimentación, a reconocer sus errores y apegos, a seguir una terapia psicológica que les devuelva la paz interior y les reconcilie con el mundo, para recuperar la salud perdida? No estoy seguro de que sean muchas, lo que queremos es una pastilla milagrosa que nos ponga bien al instante, y eso, amigos y amigas lo único que engendra son más problemas con sus efectos secundarios, y la enfermedad sigue minando el organismo.

¡Hasta pronto!