EL MISTERIO DEL CEREBRO HUMANO

EL MISTERIO DEL CEREBRO HUMANO

Cada día, los investigadotres se sorprenden cuando estudian el cerebro humano. Según la teoría de la evolución. los homínidos surgieron del tronco común de los primates hace millones de años. Se llaman hominidos porque ya caminaban erguidos por una modificación de los huesos de las caderas y de los pies.

Sin embargo su capacidad craneal era muy pequeña, es decir, su cerebro seguía teniendo poco volumen en relación con el cuerpo, por lo que todavía no eran realmente seres autoconscientes.

La secuencia de ejemplares de hominidos que han ido apareciendo, mostraba que a lo largo de los siglos, el volumen cerebral ha ido aumentando, de forma que se ha asociado el tamaño del encéfalo con la inteligencia. Y así parece haber ocurrido, ya que progresivamente, nuestros ancestros, que ya iban utilizando herramientas de piedra y hueso, presentaban cada vez una mayor encefalización.

Sin embargo, algo empezó a no cuadrar con esta teoría, cuando el hombre de Neardenthal, que se considera anterior y menos inteligente que el Homo Sapiens (nuestra especie) tenía unos 1900 centímetros cúbicos de capacidad craneal, mietras que el hombre moderno tiene unos 1800 c.c.

Lo cierto es que nuestra especie es la que ha logrado sobrevivir todos estos milenios (parace que surgimos hace unos 200.000 años en África, concretamente en Etiopía) mientrs que las demás especies, incluidos los neanderthales, se han extinguido.

Para complicar má aun las cosas, Albert Einstein, personaje al que se le supone uno de los más inteligentes del siglo XX, y posiblemente el mayor científico hasta ahora reconocido, tenía un cerebro comparativamente pequeño en relación con la media humana, hasta un 10% menos.

Pero no se detiene aquí la sorpresa. En el año 2007, tres médicos franceses, descubrieron al hacer un escaner al cerebro de un funcionario que llevaba ua vida normal, que apenas tenía masa cerebral. Su encéfalo se limitaba a una delaga capa gris y blanca que estaba pegada al hueso del craneo, ya que en su niñez había sufrido de hidrocefalia

La hidrocefalia es una enfermedad por la cual el líquido cefalorquídeo se acumula en el craneo en vez de ser drenado hacia el cuerpo, y va presionando la masa encefálica (el cerebro) pudiendo lleagar incluso a casi hacerlo desaparecer, aplastado contra las paredes del cráneo.

Sin embargo, aquella persona llevaba una vida completamente normal, casado y con hijos, y habiendo superado los exámenes para acceder al puesto de funcionario.

No fueron los primeros médicos en constatar semejante incoherencia fisiológica. Años antes, en la década delos 80 del siglo pasado, el profesor de Psiquiatría de la Universidad de Sheffield John Lorber, decidió hacer una resonancia magnética al craneo de un esudiante de matemáticas con 126 de C.I., es decir lo que se puede llamar “muy inteligente” (100 de C.I. es la media, o inteligencia normal)

El resultado fue asombroso, pues el estudiante “genio” ¡apenas tenía cerebro! Había sufrido también una hidrocefalia en la niñez y contaba con unos milímetros de materia cerebral adherida al cráneo, al igual casi que el funcionario francés, pero resultó ser mucho más inteligente. ¿Cómo era posible entonces con tan escaso cerebro, tener aquella inteligencia? ¿Dónde está en realidad nuestra capacidad de razonar?¿Por qué existñia esa diferencia en el C.I. cuando los restos del cerebro que tenían las dos personas eran casi iguales?

No son estos dos los únicos casos en los que la ciencia ha tenido que replantearse la pregunta, aunque también es cierto que muchas personas con cerebro reducido debido a hidrocefalia, muestran un deterioro cognitivo importante, incluso con porciones mayores de cerebro que los casos descritos. Como se ha podido comprobar, el tamaño del encéfalo no tiene nada que ver con la inteligencia final, dándose la paradoja de que a mayor tamaño en los hidrocefálicos esrudiados, menor C.I.

Por lo tanto, la incognita de por qué algunas personas casi sin encéfalo son muy inteligentes y otras con mayor porcentaje no lo son, sigue siendo un misterio. Incluso se han dado casos en los que el sujeto no tenía cerebelo, que parece que controla el equilibrio y el movimiento, y sin embargo desarrollaban una vida completamente normal.

Una moderna teoría postula que en realidad el cerebro está repartido por todo el cuerpo, y efectivamente, ya se han encontrado neuronas en el corazón, en el estómago y en el intestino, incluso se habla de que las bacterias probióticas de nuestro organismo, forman parte no solo del sistema inmunitario, sino también del cognitivo, por lo que es muy importante mantener en forma nuestro bioma (conjunto de bacterias probióticas)

Otra teroría también revolucionaria, mantiene que en realidad nuestro cerebro es solo un receptor, una especie de antena que capta información de un plano dimensional profundo subyacente al universo físico material que percibimos, llamado “Campo Punto cero”, del cual proceden todas las partículas subatómicas que conforman nuestro mundo. Sostiene que al igual que la “nube” de Internet, nuestro cerebro capta, mediante una frecuencia personal y única, la información de este campo, y que la memoria se almacena también en esta plano o dimensión profunda.

Ello explicaría por qué personas con lesiones graves en el cerebro después de accidentes u operaciones, siguen recordando, aunque se les haya extraído la zona cerebral donde se supone que se asienta la memoria.

En definitiva, el cerebro humano sigue siendo un misterio por descifrar, que cada día desbarata las tradicionales teorías y dogma científicos que asignan zonas específicas a cada función del organismo. Lo importante es mantenerse siempre activo metal y físicamente, aprendiendo cada día. Dejar de aprender es empezar a morir. Nunca es tarde para comenzar.

NUESTRA RESPONSABILIDAD ANTE LA ENFERMEDAD ¿A VECES SOMO LOS PRINCIPALES CULPABLES DE ENFERMAR?

NUESTRA RESPONSABILIDAD ANTE LA ENFERMEDAD ¿A VECES SOMO LOS PRINCIPALES CULPABLES DE ENFERMAR?

Recientemente ha surgido esta escalofriante noticia, que ha pasado casi desapercibida en los grandes medios. Un estudios de la OMS (Organización Mundial de la Salud) señala que tenemos un 60% de probabilidades de morir por una enfermedad asociada al estilo de vida, es decir, con lo que comemos, bebemos, actividad física, emociones, tabaquismo y drogas.

De esta información se deriva que en las principales causas de muerte (patologías cardiovasculares y cáncer) un 60% depende de nosotros mismos, por lo que si cambiáramos de estilo de vida mediante el seguimiento de hábitos más saludables, prolongaríamos la vida de manera notable y reduciríamos el consumo de medicamentos.

Y ésto no es nada nuevo para los que estamos al corriente de las consecuencias del estilo de vida en la salud. Por ejemplo: hay una verdadera epidemia de obesidad y sobrepeso en niños, adolescentes y adultos. Esta epidemia tiene como consecuencia un aumento significativo de enfermedades como la diabetes tipo 2, exceso de colesterol y patologías cardiovasculares en personas cada vez más jóvenes. Sin embargo, los medios silencian estos problemas que ocasionan gastos insoportables a los sistemas de salud y que podrían solucionarse fácilmente con unas campañas de información a la población, sobre la manera de llevar una vida saludable.

Todos sabemos de la fuerza que ejerce la televisión en las personas cuando emite mensajes en algún sentido de manera periódica y repetitiva. Hoy también influyen mucho las redes sociales, y sería necesario que las autoridades sanitarias tomaran cartas en el asunto que empieza  a ser muy preocupante.

¿A quién no le interesa que se hagan estas campañas de estilo de vida saludable?

La publicidad es cara, pero mucho más nos cuesta a todos las medicinas que tienen que tomar aquellas personas que sufren problemas debido a su mala nutrición y sedentarismo.

Por ejemplo, se debería divulgar que las bebidas refrescantes contienen ingentes cantidades de azúcar, que existen algunos alimentos con alto índice glucémico como las patatas, el pan, la pasta y el arroz blanco o descascarillado ( el que tomamos normalmente) y que al ingerir todo esto la glucosa (azúcar en sangre) tiene unas subidas tremendas en el organismo en poco tiempo. Que esos picos de azúcar producen un síndrome llamado “resistencia a la insulina” lo que motiva que el organismo la almacene en forma de grasa aumentando la obesidad.

Tampoco sabe casi nadie que no se deben mezclar al comer, proteínas con hidratos de carbono, por ejemplo, nunca se debería comer carne, huevos o pescado con patatas fritas o con pan o pasta, y que las proteínas deberían ingerirse siempre con verduras, lo que facilitaría su digestión, y evitaría los picos de glucosa.

Por no hablar de las drogas, el tabaco y el alcohol.En realidad, el tabaco y el alcohol también son drogas, y además duras, ya que “enganchan” más que las llamadas drogas ilegales y producen mucho más daño a la humanidad que éstas.

Tengamos cuidado con lo que tomamos y cómo lo hacemos, y por supuesto hagamos ejercicio, aunque sean andar. La combinación de comida basura, sedentarismo, tabaco y alcohol es la senda perfecta para una vida corta.

LA POLÉMICA DE LAS VACUNAS ¿SÍ o NO?

LA POLÉMICA DE LAS VACUNAS ¿SÍ o NO?

Las autoridades sanitarias recomiendan vacunar a todos los niños y niñas casi recién nacidos, ponerles dosis de refuerzo cuando crecen, e inocular también a los adultos en diferentes circunstancias…pero ¿hay unanimidad entre la clase médica en la ventaja y prevención que significan las vacunas?

Recientemente, el INTERNATIONAL MEDICAL COUNCIL ON VACCINATION (Consejo Internacional sobre la vacunación) ha emitido un informe firmado por 80 médicos estadounidenses en el cual critican duramente las masivas campañas oficiales, en donde a los niños se les somete a unas 35 vacunas diferentes que contienen 113 tipos de bacterias y virus, aparte de metales tóxicos, células de animales y albúmina humana procedente de fetos abortados, lo cual aparte de volver loco al sistema inmunitario, puede producir muchos efectos secundarios, incluidos diferentes grados de autismo.

Cada vez se lanzan más vacunas al mercado por parte de las industrias farmacéuticas, y recordemos que éstas son corporaciones cuyo principal motivo es el lucro, ganar dinero.

El resumen de las conclusiones de este informe son: Que las compañías fabricantes de las vacunas ganan millones con la venta de las vacunas y millones con la también venta de medicinas para tratar sus efectos secundarios. Que las vacunas pueden producir graves trastornos como el asma y el autismo, e incluso la muerte, entre otros.

Se recuerda que algunos de los componentes de las vacunas son el MERCURIO, metal pesado altamente tóxico para el sistema nervioso y el ALUMINIO, dañino especialmente para la médula ósea, esqueleto y cerebro. Formaldehido, reconocido carcinógeno, Polisorbato 80 que causa infertilidad y atrofia testicular en ratones hembras y machos respectivamente. Glutamato monosódico que figura en los componentes de la vacuna inhalada para la gripe y que causa problemas metabólicos, incluso favorece la diabetes, convulsiones y trastornos neurológicos.

Para concluir este artículo, un estudio llamado Proyecto Cal-Oregón, analizó a 17.674 niños concluyendo que los vacunados mostraban un 120% más de asma, un 317% más de TDAH (Trastorno de déficit de atención con hiperactividad), un 185% más de trastornos neurológicos y un 146% más de autismo, que los niños no vacunados.

¿Quiere esto decir que no debemos vacunar a los niños? Parece que algunas vacunas han conseguido erradicar o casi, algunas enfermedades como la viruela o la polio, pero nunca debemos olvidar que al someter a los niños a múltiples vacunas, corremos un serio riesgo de que sufran alguna reacción patológica. El sistema sanitario oficial manifiesta que los beneficios de las vacunaciones masivas son muy superiores a los daños causados por las mismas, pero…¿y si le toca a nuestro hijo?

Cada día salen al mercado nuevas vacunas e incluso ya se pretende inocular a los adolescentes con vacunas del papiloma, cuando todavía no se ha demostrado su eficacia, y ya se han producido muertes y graves lesiones por su uso en todo el mundo.

En España, la corporación médica es muy poderosa y no se publican estadísticas ni informes sobre las muertes producidas por iatrogenia (daño causado por los tratamientos médicos) cuando por ejemplo en los Estados Unidos se considera la tercera causa de muerte solo por detrás de las enfermedades cardio-vasculares y el cáncer.

España es uno de los países más medicalizados del mundo, y ¿no se producen muertes por iatrogenia? Antes de vacunar a nuestros hijos y a nosotros mismos, informémonos bien de cuáles son los pros y los contra antes de tomar una decisión y recordar que NINGUNA VACUNA ES OBLIGATORIA.

Recordemos también que en España, la formación de los futuros médicos y su puesta al día, es casi en su totalidad realizada directa o indirectamente por la industria farmacéutica, industria cuya principal misión, es no lo olvidemos, ganar dinero.

Miles de millones de euros circulan por el sistema de salud con el fin de comprar medicamentos y vacunas, una masa monetaria tal no puede dejar de ser una tentación para muchas personas. Seamos precavidos y recabemos toda la información que sea necesaria antes de someternos ante este Leviatán todopoderoso.