EL MISTERIO DEL CEREBRO HUMANO

EL MISTERIO DEL CEREBRO HUMANO

Cada día, los investigadotres se sorprenden cuando estudian el cerebro humano. Según la teoría de la evolución. los homínidos surgieron del tronco común de los primates hace millones de años. Se llaman hominidos porque ya caminaban erguidos por una modificación de los huesos de las caderas y de los pies.

Sin embargo su capacidad craneal era muy pequeña, es decir, su cerebro seguía teniendo poco volumen en relación con el cuerpo, por lo que todavía no eran realmente seres autoconscientes.

La secuencia de ejemplares de hominidos que han ido apareciendo, mostraba que a lo largo de los siglos, el volumen cerebral ha ido aumentando, de forma que se ha asociado el tamaño del encéfalo con la inteligencia. Y así parece haber ocurrido, ya que progresivamente, nuestros ancestros, que ya iban utilizando herramientas de piedra y hueso, presentaban cada vez una mayor encefalización.

Sin embargo, algo empezó a no cuadrar con esta teoría, cuando el hombre de Neardenthal, que se considera anterior y menos inteligente que el Homo Sapiens (nuestra especie) tenía unos 1900 centímetros cúbicos de capacidad craneal, mietras que el hombre moderno tiene unos 1800 c.c.

Lo cierto es que nuestra especie es la que ha logrado sobrevivir todos estos milenios (parace que surgimos hace unos 200.000 años en África, concretamente en Etiopía) mientrs que las demás especies, incluidos los neanderthales, se han extinguido.

Para complicar má aun las cosas, Albert Einstein, personaje al que se le supone uno de los más inteligentes del siglo XX, y posiblemente el mayor científico hasta ahora reconocido, tenía un cerebro comparativamente pequeño en relación con la media humana, hasta un 10% menos.

Pero no se detiene aquí la sorpresa. En el año 2007, tres médicos franceses, descubrieron al hacer un escaner al cerebro de un funcionario que llevaba ua vida normal, que apenas tenía masa cerebral. Su encéfalo se limitaba a una delaga capa gris y blanca que estaba pegada al hueso del craneo, ya que en su niñez había sufrido de hidrocefalia

La hidrocefalia es una enfermedad por la cual el líquido cefalorquídeo se acumula en el craneo en vez de ser drenado hacia el cuerpo, y va presionando la masa encefálica (el cerebro) pudiendo lleagar incluso a casi hacerlo desaparecer, aplastado contra las paredes del cráneo.

Sin embargo, aquella persona llevaba una vida completamente normal, casado y con hijos, y habiendo superado los exámenes para acceder al puesto de funcionario.

No fueron los primeros médicos en constatar semejante incoherencia fisiológica. Años antes, en la década delos 80 del siglo pasado, el profesor de Psiquiatría de la Universidad de Sheffield John Lorber, decidió hacer una resonancia magnética al craneo de un esudiante de matemáticas con 126 de C.I., es decir lo que se puede llamar “muy inteligente” (100 de C.I. es la media, o inteligencia normal)

El resultado fue asombroso, pues el estudiante “genio” ¡apenas tenía cerebro! Había sufrido también una hidrocefalia en la niñez y contaba con unos milímetros de materia cerebral adherida al cráneo, al igual casi que el funcionario francés, pero resultó ser mucho más inteligente. ¿Cómo era posible entonces con tan escaso cerebro, tener aquella inteligencia? ¿Dónde está en realidad nuestra capacidad de razonar?¿Por qué existñia esa diferencia en el C.I. cuando los restos del cerebro que tenían las dos personas eran casi iguales?

No son estos dos los únicos casos en los que la ciencia ha tenido que replantearse la pregunta, aunque también es cierto que muchas personas con cerebro reducido debido a hidrocefalia, muestran un deterioro cognitivo importante, incluso con porciones mayores de cerebro que los casos descritos. Como se ha podido comprobar, el tamaño del encéfalo no tiene nada que ver con la inteligencia final, dándose la paradoja de que a mayor tamaño en los hidrocefálicos esrudiados, menor C.I.

Por lo tanto, la incognita de por qué algunas personas casi sin encéfalo son muy inteligentes y otras con mayor porcentaje no lo son, sigue siendo un misterio. Incluso se han dado casos en los que el sujeto no tenía cerebelo, que parece que controla el equilibrio y el movimiento, y sin embargo desarrollaban una vida completamente normal.

Una moderna teoría postula que en realidad el cerebro está repartido por todo el cuerpo, y efectivamente, ya se han encontrado neuronas en el corazón, en el estómago y en el intestino, incluso se habla de que las bacterias probióticas de nuestro organismo, forman parte no solo del sistema inmunitario, sino también del cognitivo, por lo que es muy importante mantener en forma nuestro bioma (conjunto de bacterias probióticas)

Otra teroría también revolucionaria, mantiene que en realidad nuestro cerebro es solo un receptor, una especie de antena que capta información de un plano dimensional profundo subyacente al universo físico material que percibimos, llamado “Campo Punto cero”, del cual proceden todas las partículas subatómicas que conforman nuestro mundo. Sostiene que al igual que la “nube” de Internet, nuestro cerebro capta, mediante una frecuencia personal y única, la información de este campo, y que la memoria se almacena también en esta plano o dimensión profunda.

Ello explicaría por qué personas con lesiones graves en el cerebro después de accidentes u operaciones, siguen recordando, aunque se les haya extraído la zona cerebral donde se supone que se asienta la memoria.

En definitiva, el cerebro humano sigue siendo un misterio por descifrar, que cada día desbarata las tradicionales teorías y dogma científicos que asignan zonas específicas a cada función del organismo. Lo importante es mantenerse siempre activo metal y físicamente, aprendiendo cada día. Dejar de aprender es empezar a morir. Nunca es tarde para comenzar.

Anuncios

CÓMO PREVENIR EL ALZHEIMER

CÓMO PREVENIR EL ALZHEIMER

El alzheimer, esa terrible enfermedad que suele presentarse a partir de los 60 años, que nos priva de todos los recuerdos, y puede incluso hacernos olvidar el habla, la deambulación e incluso como tragar la comida. Pero…¿qué es el alzheimer?

En realidad ahora es una especie de cajón de sastre donde se mete toda clase de trastornos y perturbaciones mentales seniles. Se trata de una degeneración cerebral. El encéfalo de llena de unas placas y fibras llamadas “amiloides” a las que se supone responsables de la pérdida progresiva de la memoria y finalmente de las funciones automáticas del sistema nervioso central. Lo que se ignora es por qué se producen estas estructuras degenerativas en algunas personas y en otras no.

En 1986, la Universidad de Minnesota emprendió un largo estudio promovido por el Instituto Nacional de Envejecimiento de los Estados Unidos, dirigido por el Dr. David Snwdon, y que se realizó durante 17 años con un grupo de monjas de entre 75 y 103 años, por lo que se conoce popularmente como “el estudio de las monjas”. Fueron elegidas porque eran un grupo homogéneo con una edad media de 85 años, y todas se dedicaban a la enseñanza primaria hasta muy avanzada edad (80 años) con un vida en constante actividad intelectual y social.

Durante todo el estudio, las monjas fueron sometidas a periódicos controles de capacidad intelectual y cognitiva. Cuando iban muriendo, sus cerebros fueron sometidos a examen encontrándose en muchas ocasiones (200 casos) una enorme sorpresa: estas doscientas monjas tenían el cerebro lleno de placas y alteraciones que suponían el padecimiento de un alzheimer grave, sin embargo sus capacidades intelectuales y memoria no habían sufrido merma alguna. ¿Qué había pasado?

Lasa conclusiones del estudio fueron: que llevar a cabo constantemente y hasta la muerte, una actividad intelectual y un ejercicio moderado, protege el cerebro, ya que éste tiene una capacidad  de regeneración y plasticidad capaz de obviar las degeneraciones que se vayan produciendo con la vejez. Sobre todo no hay que dejar nunca de tener curiosidad y de aprender.

¿Quieres prevenir el alzheimer? No dejes nunca de aprender algo, de tener actividad intelectual, de socializar, de mostrar interés por cosas nuevas. Si te jubilas y te sientes inútil, que ya no puedes emprender ni aprender nada, si te sientas delante de la tele horas y horas viendo programas de cotilleo o deportes, fumas, bebes demasiado alcohol y haces poco ejercicio, te subirá el azúcar, tendrás exceso de colesterol y envejecerás antes y deberás medicarte sin parar, lo que acelerará tu deterioro físico y cognitivo. Mantén tu peso a raya y camina todos los días de 30 a 60 minutos. Vigila tu alimentación, procura ingerir menos azúcar, hidratos de carbono refinados y sal.

Así tendrás una vida larga y en buen estado físico y mental.

¿EXISTE “VIDA” MÁS ALLÁ DE LA VIDA? 6º

¿EXISTE “VIDA” MÁS ALLÁ DE LA VIDA? 6º

Hola a tod@s: Después de un breve periodo de tiempo en el que no he podido acceder a este blog por estar muy ocupado cambiando de domicilio, con todo lo que ello conlleva (mudanza incluida) y una vez más o menos instalado, retomo estas líneas para concluir con la serie dedicada  a la posible existencia de “vida” más allá de la vida que conocemos tod@s, ésta que vivimos cotidianamente y sobre la que, a la vista de las cosas que ocurren en el mundo, muchas veces nos preguntamos para qué sirve, pues parece absurda, nacer, crecer, reproducirse y morir.

El secreto de la vida es muy sencillo; estamos aquí para evolucionar hacia una conciencia de mayor nivel espiritual, y esa evolución puede necesitar no una, sino muchas vidas, ya que el sistema social, político , económico y religioso imperante, lucha para que no avancemos en esa dirección.

Y os preguntaréis…¿por qué los poderes imperantes no quieren que ascendamos en el nivel espiritual de conciencia? Al menos las religiones parece que así lo predican, o al menos eso sería su misión. Pero…¿realmente lo hacen?

En primer lugar veamos qué es la conciencia. Muchas personas hemos oído hablar de esa “cosa” que nos avisa cuando estamos intentando o haciendo algo que no deberíamos. Los psicólogos dirían que se debe a actitudes impresas en nuestra mente desde niños por la cultura dominante en la que hemos nacido y vivido, sobre todo por nuestros padres, madres, familiares cercanos, maestros y personajes de referencia.

Pero la realidad es que es “algo más” pues toda persona tiene innato un sentido de la justicia casi desde que nace. ¿De dónde le viene? No es difícil  encontrar niñ@s de muy corta edad que protestan cuando se les castiga indebidamente o encuentran que se favorece más a un hermano.

La mayoría de la gente tiene un nivel de conciencia media, ama a sus familiares, a sus amig@s, principalmente a aquellos que le prestan atención y son abiertamente favorables y tolerantes. Aman la diversión y un buen desarrollo laboral, cumplen la mayoría de las leyes, unas veces por convicción y otras por miedo al castigo. Responden al bien con bien y al mal con rencor, odio y deseos de venganza.

Creen en el poder del dinero, en que todo mejoraría en sus vidas si dispusieran de mayor cantidad. Aman a sus hijos, y a sus parejas si son fieles y se comportan más o menos como les gusta que lo hagan. Suelen ser buen@s vecin@s, y suelen tener más o menos acendradas las creencias religiosas inculcadas por sus mayores y referentes sociales.

Parece todo normal. Entonces…¿ Cuál es la conciencia de un nivel superior? ¿ En qué consiste realmente la espiritualidad? Veamos primero en qué consiste la conciencia más evolucionada de lo normal.

Son personas que además de tener un sentido muy desarrollado de la justicia, observan la vida desde una perspectiva superior al resto de los mortales. Comprenden que la actitud y comportamiento de los demás se debe a patrones psicológicos implantados desde niños en sus mentes, y que la mayoría de las veces se mueven casi automáticamente, sin reflexionar. Por ello son más comprensivos y tolerantes, no sienten odio ni rencor hacia las personas que les hacen daño o lo pretenden, ayudan a quienes les piden socorro sin importarles si antes estas mismas personas les han causado algún perjuicio. No tienen como meta el dinero ni el consumismo, ni acumular propiedades, sino ser felices. No tienen envidia ni odios por nada ni nadie. Son amorosos, dulces y agradables, pero saben defender sus libertades y su dignidad aunque siempre sin violencia.

En pareja, son comprensiv@s, destierran los celos de su relación y se respetan la libertad mutuamente. Si hay una ruptura es porque la “chispa” se ha terminado, pero siguen amándose como seres humanos y deseándose lo mejor. Pueden conservar una relación de amistad profunda y enriquecedora. Si lo desean disfrutan su sexualidad plenamente sin sentimientos de culpabilidad, siempre mutuamente consentida y aceptada. Comprenden que el “ego” (ese constructo artificial) está separado de la conciencia y que deben dejarse guiar más por los impulsos del corazón que por los cálculos y razonamientos de la mente.

A los ojos de los demás, los que tienen la conciencia media, son personas un poco “raras” porque no siguen los mismos patrones sociales que la mayoría.

En el próximo blog, hablaremos de una conciencia todavía superior por alcanzar y de las implicaciones sociales que conlleva.

¡SENSACIONAL DESCUBRIMIENTO ! ¡EL CEREBRO ESTÁ VACÍO DE INFORMACIÓN!

¡SENSACIONAL DESCUBRIMIENTO ! ¡EL CEREBRO ESTÁ VACÍO DE INFORMACIÓN!

Es algo sensacional que va a cambiar el concepto que tenemos del cerebro y de la mente, e incluso puede cambiar el concepto materialista del mundo, aunque es posible que se oculte esta información por los poderes del mundo para que continuemos viviendo en esta vida materialista de consumismo y deuda.

En California, en el Instituto Americano de Investigación del Comportamiento y Tecnología, el psicólogo Robert Epsten ha concluido, después de múltiples estudios científicos realizados, que la memoria y la información que utilizamos en nuestra vida, no está en el cerebro como se creía hasta ahora.

Las conclusiones a las que han llegado los científicos americanos es que el cerebro no almacena la información, sino que es un mero transmisor-receptor, es decir, semejante a una emisora de televisión que también puede recibir la propia señal que emite cuando lo necesita.

Pero…¿dónde lo almacena? Cuando estudiamos, o vivimos experiencias o conocemos personas, todo ello lo almacenamos en nuestra memoria y de ella nos valemos para interacuar con el mundo que nos rodea, para vivir. Los recuerdos y la información que almacenamos son cruciales para una existencia normal. Pensemos en lo que ocurre con una persona enferma de Alzheimer la cual pierde la memoria, no reconoce ni a sus propios hijos, incluso pueden llegar a olvidarse de comer, hablar, andar.

Según los psicólogos que han llevado a cabo esos experimenos, la memoria no se sitúa en lugar alguno del cerebro, sino que la “enviamos” a una “nube” llamada Campo Punto cero, un campo de energía pura que vibra subyacente a todo lo que existe en este universo. Podemos usar el simil de la “nube” de Internet que se usa para almacenar archivos. Cuando los necesitamos solo tenemos que usar la clave para acceder. Pues lo mismo ocurre con el cerebro humano. Cuando necesitamos recordar algo, simplemente el cerebro “sintoniza” con el Campo Punto Cero y recupera la información inmediatamente porque usa una frecuencia única que el Campo reconoce.

La enfermedad de Alzheimer consiste en que las marañas amieloides que inundan el cerebro, obtruyen esa conexión y por lo tanto no se puede recuperar la memoria del Campo. Este descubrimiento explica también porqué a veces tenemos recuerdos inusuales o inspiraciones momentáneas. Los artistas,científicos y místicos hablan de “momentos de inspiración” en los cuales tienen acceso a informaciones o visiones o emociones que en otras ocasiones, y a pesar de sus esfuerzos no lo han conseguido. Y es este esfuerzo por recordar lo que bloquea el acceso que suelen recuperar cuando están relajados.

Los psicólogs explican que toda la información que han tenido todas las personas que han vivido en este Universo, está en el Campo Punto Cero y que a veces se puede conectar con informaciones almacenadas que no son nuestras. Es decir, que toda la memoria de todos los seres que viven o han vivido en el Universo está en el Campo, y de una manera u otra, podemos utilizarla si nuestro transmisor-receptor, el cerebro, reune las condiciones necesarias para conectar.

En el próximo artículo expondré los experimentos gracias a los cuales se ha llegado a estas conclusiones extraordinarias.