¡¡¡CUIDADO CON LOS MÓVILES Y EL WI-FI!!!

¡¡¡CUIDADO CON LOS MÓVILES Y EL WI-FI!!!

La Organización Mundial de la Salud ha  confirmado que las radiaciones electromagnéticas son potencialmente peligrosas para la salud, pudiendo ser causa de aumento de estrés y de la formación de tumores.

Ya hace tiempo que se sabe del peligro de vivir cerca de los tendidos de cables de alta tensión, los cuales forman un campo electromagnético en su entorno. Yo no viviría en una casa sobre la que pasarán estos enormes cables.

Tampoco recomiendo a nadie vivir al lado de un transformador industrial de corriente. Pero vamos al caso que nos atañe , el teléfono móvil y el omnipresente wi-fi.

Los móviles, llamados también celulares, emiten y reciben una fuerte radiación electromagnética. Se conoce el caso de un adolescente que dormía con el teléfono debajo de la almohada. A los seis meses desarrolló “Alzheimer”, una enfermedad que suele  declararse habitualmente en personas mayores de 60 años.

Tengamos la precaución de alejar el móvil de nuestra cama cuando vayamos a dormir. Si queremos tenerlo en el dormitorios, procurad colocarlo lo más lejos de la cabecera de la cama. Por otro lado, si mantenéis una conversación que va a durar varios minutos, (más de tres o cuatro) usad los auriculares para no estar todo el tiempo con el móvil pegado a la cabeza. Lo mismo os recomiendo si lo usáis mucho, procurad realizar la mayor parte de las llamadas con los auriculares.

Si lo utilizáis dentro de un automóvil, tened en cuenta que la carrocería es metálica y produce un efecto de “jaula de Faraday” por el cual las microondas son más intensas, asi es que os aconsejo que uséis un manos libres (siempre si estáis conduciendo) incluso si tenéis detenido el coche o no habéis iniciado la marcha.

Respecto al wi-fi, os recomiendo que lo desconectéis cuando no estáis usándolo, sobre todo cuando vayáis a dormir. Se ha descubierto que tenemos en las células del cerebro un mineral llamado Magnetita, el cual es susceptible sensibilizarse con los campos electromagnéticos. Cuando estamos muchas horas bajo la influencia de radiaciones wi-fi intensas, las células acusan el efecto mediante este mineral, y envían una señal al hipotálamo que interpreta que estamos bajo estrés, lo que hace que el organismo se prepare para la lucha, segregando cortisol y alertando al sistema nervioso.

Muchas personas sufren problemas de sueño precisamente por el wi-fi. Tener el organismo permanentemente en estado de estrés, perjudica seriamente la salud.

Ya lo sabéis. Tened precaución con el uso del móvil y del wi-fi. Las tecnologías nos ayuda a vivir mejor, pero hay que conocer sus peligros, y evitarlos en lo posible.

Os preguntareis ¿por qué las autoridades sanitarias no alertan de todo ésto? La respuesta es fácil, hay demasiados y muy importantes intereses económicos en juego.