En el anterior capítulo analizábamos el por qué algunas personas (cada día más) engordan y no pueden adelgazar, hacen dietas “milagrosas” y de momento consiguen perder kilos, pero en cuanto se relajan y comen otra vez lo mismo que antes, no solo engordan sino que cogen más kilos que antes. ¿Qué está pasando? Pues que comemos muy mal en general.

La industria alimentaria nos bombardea constantemente con publicidad muy sugerente y tenemos asumidos mitos de nutrición que se han revelado una amenaza para la salud.

LOS CINCO ALIMENTOS INSANOS: Os va a perecer una barbaridad pero hay cinco principales alimentos que tomamos sin cuidado y que nos conducen a la enfermedad y la obesidad poco a poco, aunque la velocidad depende de cada persona, de su metabolismo, veamos:

Primero: El azucar. Le llaman el veneno blanco. Recientes estudios revelan que el consumo alto de azucar es fatal para las venas, arterias y corazón, sobre todo el azucar blanco refinado. Es carbohidrato puro y apenas lo tomamos va directamente a la sangre. Es decir que tiene un alto índice glucémico. Lo malo es que hay muchas cosas que llevan azucar y no lo sabemos, no solo es la cucharadita que ponemos en el café con leche; bollería, pan, refrescos (las colas llevan tres cucharadas soperas de azucar y las bebidas energéticas cinco o seis, por eso dan subidón) incluso muchas conservas y hasta embutidos llevan azucar. Tenemos que leer las etiquetas y desechar todo lo que contenga azucar. Lo mejor es consumir azucar de caña integral por las mañanas y luego estevia si queremos endulzar algo.

Segundo: El arroz blanco. En ralidad es casi puro almidón y el resto hidratos de carbono, no tiene vitaminas ni minerales y sí un alto poder glucémico. Es mucho mejor comer arroz integral, tarda más en hacerse (mejor al vapor), pero conserva todas sus vitaminas y minerales y ayuda al tránsito intestinal. Pero comprarlo ecológico, es más sano.

Tercero: La SAL refinada. No tomeis nunca sal refinada, comprar sal marina si es posible en escamas, siempre sin refinar, y por favor no pongais demasiada. Al principio notareis todo soso, pero conforme os acostumbreis, todo estará más rico y os hará menos daño. La sal en exceso estimula la retención de líquidos en el cuerpo, y produce hipertensión

Cuarto: la LECHE. Somos el único animal que toma leche toda su vida y nuestro organismo no está preparado para ello. Varios estudios dicen que donde más leche se consume se declara más cáncer. Reducir o eliminar la leche de vuestra dieta. El calcio se asimila mejor con unas cuantas almendras y verduras, tomar algo el sol y en invierno tomar vitamina D3. Tambièn os sugiero leches vegetales de soja, avena o arroz.

Quinto: Las HARINAS REFINADAS. Son terriblemente perjudiciales para la salud, el pan  blanco, la bollería, desterrarlo todo de la dieta y consumir solo harinas integrales, y si es posible de espelta o trigo sarraceno. Yo aconsejaría desterrar todo lo que lleve gluten unas semanas a ver que pasa. Ya se venden pastas integrales y sin gluten.

Si dejais de tomar estos cinco alimentos, y tomais sus sustitutos durante unas semanas, vereis los resultados enseguida.

La próxima semana hablaremos del peso ideal de cada persona y de cómo conseguirlo para siempre sin dietas radicales.

Un saludo cordial.

Un comentario en “LA OBESIDAD, UNA SOLUCIÓN DEFINITIVA

  1. Excelente sus artículos, muy instructivos, y la forma de proporcionar la información es muy esplícita, explicaticativa y muy clara. Gracias por sus consejos e información, hay muchas cosas que desconocemos. Gracias….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s